sábado, 27 de noviembre de 2010

Gnosis Cristiana



El Cristianismo, como los teólogos de hoy reconocen abiertamente, fue creándose y asentando sus bases sobre tradiciones, conceptos y símbolos paganos. La cruz, la Trinidad, la Inmaculada Concepción, la transfiguración, el diablo,...fueron extraidos de la India, Persia, Egipto, Grecia,...y poco o nada tienen que ver con el mensaje de Jesús. Coincidiendo con todas las tradiciones religiosas, Jesús empleaba un doble lenguaje según hablase al pueblo o a sus elegidos. "A vosotros os ha sido dado conocer los Misterios del Reino de los Cielos; pero a esos no" (Mt.13.11-12). Tal como la Iglesia de Alejandría lo ha reconocido y transmitido, Jesús el Cristo es un camino a recorrer dentro de cada uno. Cada etapa de su vida, desde su nacimiento hasta su muerte y resurrección, está simbolizada en nuestro propio cuerpo para realizar en cada uno nuestro Cristo.

Los místicos tenían un perfecto conocimiento de ello, y así , Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, nos han dejado un claro testimonio de la enseñanza oculta del Cristianismo. Ellos realizaron el camino de Kundalini o el camino crístico que lleva al Padre, coronando la naturaleza humana.

A pesar de que la "Gran Tradición Tántrica" es una vía clara para todo aquel que quiera despertar su fuerza interior, paralela a ella, existe la vía del Kundalini cristiano (la vía mística) o Gnosis Cristiana, para aquellos que aún sintiendo que los nombres no son más que símbolos, sin embargo, sientan que es más familiar la figura de Jesús el Cristo.

Se trata de vivir, a través de meditaciones, mantras, movilizaciones de energías, la vida de Jesús desde su concepción y nacimiento, hasta su transformación en el Cristo y la ascensión al Padre. De hacer así nuestro camino de realización, tal como El nos enseña. Es un camino válido y práctico para quienes desean encontrar y despertar su propio Cristo, aceptando y viviendo de manera total la naturaleza humana.

El camino interior no sabe de morales ni de normas, tal como El, con su modo de vivir anunciaba. Toda la naturaleza humana está a nuestro servicio y colaborando a nuestro despertar interior: a la realización crística en nosotros.

2 comentarios:

Searcher-MJ dijo...

¡Hola Veteran@, gracias por esta entrada!
Después de leerla me surge una pregunta: ¿no es posible que, si como algunos defienden (Yogananda,Faber-Kaiser, ...) Jesús viajo a Oriente para realizarse espiritualmente, tomara algunos conceptos de esas tradiciones religiosas, paganas o no?
Edouard Schuré, en su libro "Los grandes iniciados" viene a decir sobre Jesús-Cristo, que hizo externas o públicas las iniciaciones internas, ocultas, de la antigüedad. Cito del índice de su apartado "Jesús y los esenios":
"IV. Renovación de los Misterios Antiguos por la Venida del Cristo.
De la Tentación a la Transfiguración, página 479.
1. La Tentación del Cristo, página 480.
2. Primer Grado: Preparación, página 482.
3. Segundo Grado de la Iniciación: Purificación, página 485.
4. Tercer Grado de la Iniciación: Iluminación, página 486.
5. Cuarto Grado Iniciático: Visión Suprema, página 490.
Renovación de los Misterios. Pasión, Muerte y Resurrección del
Cristo, página 493."

Yo creo que Jesús realizó al Cristo en sí, posteriormente recibió al Cristo Cósmico y juntos marcan el camino de la realización espiritual.

Como ves mis conocimientos son más teóricos que prácticos,
por lo que intentaré poner los pies más en el suelo: ¿puedes resumirnos las fases de la vía mística o Gnosis cristiana, y establecer su paralelo con las del Tantra? Creo que puede ser muy instructivo.

Bueno, ¡un cordial saludo, y muchos ánimos en esta tarea de divulgación!

Veteran@ dijo...

Hola Searcher.

Como bien dices, presentas un comentario teórico y como se indicó en una entrada anterior, el espíritu de este blog es responder a cuestiones prácticas ("Caminante, no hay camino...se hace camino al andar"), lo que no significa que se puedan abordar otros temas como es el caso.


Volviendo a tu comentario, lo esencial es comprender que la enseñanza del Cristianismo esotérico o de los Misterios Menores no es la de ser salvados por un Cristo externo, sino el ser glorificados por el Cristo interior, ayudando de esta manera al Cristo externo en su labor planetaria. Es necesario pasar del estado de discípulo al de Hijo, que finalmente y después de toda una vida entregada al servicio de la luz, abocaba en la Resurrección o Ascensión del cuerpo a los cielos. Así el Cristo, glorificado en lo humano, encarnaba en uno (o una) de los Perfectos Salvadores del mundo.

En los Misterios se enseñaba y se practicaba una Vía integral que resumía toda la ciencia del Ser y del Devenir: la constitución sutil del Ser humano, los Centros de conciencia-energía o Chakras, el Aliento de vida, el despertar del Fuego Divino y la división entre el Cuerpo natural y el Cuerpo espiritual.

En relación a las fases de la Gnosis Cristiana, tú mismo has mencionado las iniciaciones que hay que atravesar. El camino para que un Hijo del Hombre pueda asumir su realidad original como Hijo de Dios, es decir como un Salvador del Mundo, pasa por las Cinco Grandes Iniciaciones del Alma del neófito, en el sendero que ha de recorrer hasta alcanzar la Unidad nunca perdida con el Espíritu: '...porque en cada uno de estos hijos está Dios manifestado en la carne'.De esta manera se encadenan las sucesivas Grandes Iniciaciones: el Nacimiento del Cristo en el discípulo (después de la persecución de Herodes); el Bautismo con Agua y Espíritu para ser reconocido como Iniciado (unido a las tentaciones del desierto); La Transfiguración en la Alta Montaña y la Visión de los Grandes Seres por el Adepto (con la premonición del sendero hacia la Cruz); la Crucifixión del Maestro (dispuesto a ser ofrecido en la agonía del Huerto; y la Ascensión del Maestro en triunfo, desde las regiones inferiores de la inconsciencia de la materia densa, hasta convertirse en luz electrónica, en un hombre-dios, Señor de los Cielos y la Tierra (que es la verdadera Redención de la Carne o Inmortalidad de los Hermanos de Luz Ascendidos, uno de los Misterios menos comprendidos, por comprometidos, del sacerdocio actual).

Respecto al paralelismo con el Tantra y para no perdernos en explicaciones teóricas, más propias de un erudito que de un aspirante espiritual, mencionar que lo importante es centrarse en la elevación del Fuego Crístico o Kundali, como se mencionaba en una entrada anterior. Para realizarlo, es necesario un trabajo espiritual o sadhana, así que te animo a practicar y encarnes en tu propio cuerpo al Christos.

Saludos y gracias por colaborar en el blog.